Adicción al WhatsApp – 5 de cada 10 usuarios son adictos

Inicio / Adicciones / Adicción al WhatsApp – 5 de cada 10 usuarios son adictos

Adicción al Whatsapp

Con el paso de los años la tecnología ha aumentado y revolucionado nuestras costumbres en la comunicación, y esta aplicación ha ganado progresivamente millones de usuarios.

De hecho, se calcula que más de 1.000 millones de personas de todo el mundo la utilizan, consiguiendo que muchos la consideren una herramienta más del día a día debido a que prácticamente es gratuita, rápida y de fácil accesibilidad, pero también transformándose en una Adicción al WhatsApp para algunos.

Síntomas obsesivos compulsivos de personas adictas al whatsapp

La adicción a esta aplicación no se encuentra reflejada en ninguna clasificación psiquiátrica, pero no por esto deja de ser una realidad, las personas adictas al WhatsApp presentarían este tipo de síntomas de dependencia.

Se trata de una inversión excesiva de tiempo en la aplicación, leyendo y releyendo chats, comprobando a cada rato si sus mensajes fueron recibidos y posteriormente leídos, con constantes chequeos de los estados de sus contactos, así como cambiar la foto de perfil de forma compulsiva.

Se caracterizan por una total incapacidad de mejorar en su comportamiento a pesar de ser consciente de su deterioro, cambios o ajustes en las horas de sueño, disminuyendo su tiempo de descanso.

Afecciones más graves, como incumplimiento de las obligaciones sociales, educativas o familiares, junto con el incremento desmedido de celos que derivan en el control de las cuentas de sus hijos o parejas, con una falta de capacidad de separarse por un tiempo prolongado de su móvil, denotan una fuerte adicción al wasup. 

Adicción al wasup y la mensajería intantánea

Curiosamente, muchos podrán identificarse con los síntomas, pues algunos estudios dicen que, 5 de cada 10 personas, posee este trastorno, lo cual convierte en cierto modo a esta aplicación en un objeto de dependencias y abuso por parte de algunos usuarios.

Los síntomas de índole obsesivo compulsivo se traducen en una total dedicación mental a la aplicación, al igual que una respuesta compulsiva e inmediata los mensajes, y de su visualización al momento en que el receptor recibe el mensaje, controlando cuanto tiempo tarda en volver a responder.

Se trata de personas incapaces de concentrarse en alguna actividad que requiera largos periodos de su tiempo, con la necesidad imperiosa de revisar el celular, aunque segundos antes hubiera ejecutado esta acción.

Incluso se provoca ansiedad si, por algún motivo, no se puede acceder a la aplicación (se han producido cortes en el servicio, que supusieron llamadas a la policía en busca de una rápida resolución al problema).

Quienes presentan estos síntomas, muestran ante su adicción sentimientos de absoluto vacío, con manifestaciones depresivas junto con problemas de ansiedad y de identidad, que pueden estar acompañados del consumo de sustancias químicas, como el alcohol o el tabaco, que se traducen en trastornos con inclinaciones a fobias sociales y conflictos neuróticos.

Es frecuente que se de en personas con personalidades muy dependientes, inmaduras o narcisistas.

Whatsapp

Tratamiento Fármaco Psicológico

Para tratar este tipo de trastornos, por lo general, se recomienda atención personalizada, como medidas conductuales, así como las psicoeducativas, psicoterapia cognitivo conductual.

Si se tiene que recurrir a medicación para incrementar la serotonina (y así regular esta conducta y necesidad), hablaríamos del topiramato o el bupropion (antidepresivo), así como cualquier fármaco indicado para trastornos psiquiátricos.

También se puede optar por desactivar las notificaciones, ya que el sonido se puede convertir en una distracción cuando se deben realizar trabajos que requieran de la atención absoluta de la persona como manejar, por ejemplo, de igual forma quita la luz de aviso, y establece una hora en específico para revisar los mensajes.

No dejar el teléfono a la vista para no sucumbir a la necesidad de estar revisándolo a cada rato, al igual que apagar el celular por las noches para no interrumpir el horario de descanso, las ondas electromagnéticas del smartphone no afectarán tu cerebro o tu sueño y, de poseer wifi, puedes desactivarlo en las noches o momentos del día que debas realizar labores domésticas o académicas.

Fuentes

Comparte en las redes sociales

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Estás de acuerdo en que usemos cookies en el blog? +info

Esta web está configurada como permitir cookies.

Cerrar