Tipos de Adicciones y Cómo tratarlas

Inicio / Tipos de Adicciones y Cómo tratarlas

Tipos de Adicciones y Tratamientos

La adicción es una enfermedad compleja, pero casi un siglo de estudio científico ha ayudado a los investigadores a comprender más profundamente cómo funciona.

Esta investigación ha culminado en un importante cambio en la forma de hablar de la adicción: La adicción se clasifica ahora como una enfermedad que afecta al cerebro, no como una falla o elección personal.

La mayoría de las personas piensan en el uso de sustancias cuando escuchan sobre la adicción, pero ese no es el único tipo de adicción.

ResearchTrusted Source sugiere que las adicciones a sustancias funcionan de manera similar a los patrones de comportamiento compulsivo, como el juego o las compras.

Hoy en día, la mayoría de los expertos reconocen dos tipos de adicción:

  • Adicción química: Se refiere a la adicción que implica el uso de sustancias.
  • Adicción al comportamiento: Se refiere a la adicción que involucra comportamientos compulsivos. Son comportamientos persistentes y repetidos que se llevan a cabo incluso si no ofrecen ningún beneficio real.

Cómo funciona la adicción en general

Antes de entrar en los diferentes tipos de adicción, es útil entender algunos elementos generales de la adicción.

El sistema de recompensas

La adicción interfiere con la función normal del cerebro, particularmente en el sistema de recompensas.

Cuando haces algo que te gusta, ya sea salir con tu mejor amigo, beber una botella de vino o usar cocaína, este sistema de recompensa libera el neurotransmisor dopamina junto con otros químicos.

Contrariamente a la creencia popular, la dopamina no parece causar sentimientos de placer o euforia. En cambio, parece reforzar la asociación de su cerebro entre ciertas cosas y los sentimientos de placer, llevándolo a buscar esas cosas de nuevo en el futuro.

Antojos y tolerancia

El deseo de volver a experimentar esta euforia puede desencadenar antojos por la sustancia o el comportamiento, especialmente cuando se encuentran las mismas señales (como una fiesta en la que la gente bebe, por ejemplo). Estos antojos a menudo sirven como el primer signo de adicción.

A medida que continúas usando una sustancia o participando en un comportamiento, tu cerebro continúa produciendo mayores cantidades de dopamina. Eventualmente, reconoce que ya hay mucha dopamina en tu cerebro y comienza a producir menos en respuesta a los desencadenantes normales.

Pero hay un problema: el sistema de recompensas de tu cerebro sigue necesitando la misma cantidad de dopamina para funcionar como debería.

En poco tiempo, usted necesita usar más de la sustancia para compensar lo que su cerebro no está liberando. Este efecto se llama tolerancia.

Desinterés por otras actividades

A medida que se desarrolla la adicción, es común perder el interés en los pasatiempos y otras cosas que alguna vez disfrutaste.

Esto sucede porque tu cerebro ya no produce mucha dopamina en respuesta a desencadenantes naturales, como tener sexo o hacer arte.

Incluso cuando quieres dejar de consumir una sustancia o de comportarte, puedes sentir que todavía las necesitas para sentirte bien con cualquier cosa.

Pérdida de control

La adicción suele implicar la incapacidad de controlar el uso de sustancias o conductas específicas. Esto puede resultar en la pérdida del trabajo, problemas de salud y preocupaciones en las relaciones, entre otras cosas.

En respuesta, puede que decidas dejar la sustancia o el comportamiento, sólo para descubrir que te quedas corto, a pesar de tus mejores esfuerzos.

Adicciones químicas

Lo que hay que saber sobre la adicción química

La adicción a los productos químicos puede ser difícil de hablar porque a menudo hay confusión en cuanto a lo que constituye el uso indebido, la dependencia y la adicción a las sustancias.

Por eso, en la edición más reciente del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) se recomienda utilizar el término “trastorno por uso de sustancias”. Esta clasificación incluye más criterios de diagnóstico para ayudar a los profesionales de la salud a diferenciar entre casos leves, moderados y severos.

Muchos expertos también lo prefieren porque evita términos como “abuso”, que pueden estigmatizar aún más la adicción e impedir que las personas busquen ayuda.

Los síntomas comunes del trastorno por consumo de sustancias incluyen:

  • antojos lo suficientemente intensos como para afectar su capacidad de pensar en otras cosas
  • la necesidad de utilizar más de la sustancia para experimentar los mismos efectos
  • malestar o incomodidad si no puede acceder fácilmente a la sustancia
  • uso de sustancias de riesgo, como conducir o trabajar mientras se usa
  • problemas para manejar las responsabilidades del trabajo, la escuela o el hogar debido al uso de sustancias
  • dificultades de amistad o de relación relacionadas con el uso de sustancias
  • pasar menos tiempo en actividades que solía disfrutar
  • una incapacidad para dejar de usar la sustancia
  • síntomas de abstinencia cuando intentas dejar de fumar

Algunas de las sustancias adictivas más comunes incluyen:

  • Alcohol
  • Los opioides, tanto la heroína como los analgésicos de venta con receta, como la oxicodona y la morfina
  • Cannabis
  • Nicotina
  • Anfetaminas
  • Cocaína
  • Metanfetamina

Lo que hay que saber sobre la adicción al comportamiento

Hay cierto desacuerdo en torno al concepto de adicciones de comportamiento y si realmente implican una adicción.

Sin embargo, el DSM-5 ahora reconoce dos adicciones de comportamiento:

  • Adicción al juego
  • Trastorno de los juegos de internet

Aunque la mayoría de los expertos médicos están de acuerdo en que ciertos patrones de comportamiento pueden volverse problemáticos con el tiempo, todavía hay un debate en torno a ello:

  • El punto en el que los comportamientos se convierten en adicciones
  • Conductas específicas que pueden volverse adictivas

Por ejemplo, algunos pueden estar de acuerdo en que existen adicciones a las compras, al sexo y al ejercicio, pero cuestionan la idea de que la gente pueda hacerse adicta a Facebook.

La APA eligió no incluir estos patrones de comportamiento en el DSM-5, citando la falta de evidencia científica, revisada por pares, necesaria para desarrollar un criterio estándar de diagnóstico.

Como resultado, no hay un criterio de diagnóstico oficial.

Sin embargo, las canciones generales de una potencial adicción al comportamiento incluyen:

  • pasando grandes cantidades de tiempo en el comportamiento
  • urge participar en el comportamiento incluso si afecta negativamente a la vida diaria, las responsabilidades o las relaciones
  • usando el comportamiento para manejar las emociones no deseadas
  • ocultar el comportamiento o mentir a otras personas sobre el tiempo dedicado a él
  • Dificultad para evitar el comportamiento
  • irritabilidad, inquietud, ansiedad, depresión u otros síntomas de abstinencia cuando se intenta dejar de fumar
  • sintiéndose obligado a continuar con el comportamiento incluso cuando causa angustia

Las adicciones conductuales comunes que las personas suelen buscar terapia y otro tipo de apoyo profesional para abordarlas incluyen:

  • Adicción a las compras
  • Adicción al ejercicio
  • Adicción a la comida
  • Adicción al sexo
  • Adicción a la televisión
  • Adicción a Facebook (redes sociales)

Tratamientos para el trastorno por uso de sustancias

A menudo es extremadamente difícil dejar de consumir o controlar el consumo de sustancias por sí solo sin el apoyo de un profesional capacitado.

El primer paso del tratamiento para algunas formas de trastorno por consumo de sustancias, incluidas las que afectan al alcohol, las benzodiacepinas y la heroína, suele consistir en la desintoxicación bajo supervisión médica.

Esto no tratará la enfermedad, pero puede ayudar a las personas a superar el proceso de abstinencia con seguridad.

A partir de ahí, se suele recomendar una (o una combinación de) lo siguiente.

Tratamiento residencial

La rehabilitación, o tratamiento residencial, consiste en permanecer en un centro de tratamiento donde especialistas en tratamiento capacitados proporcionan atención médica y apoyo. Algunos programas sólo duran unas pocas semanas, mientras que otros pueden durar de varios meses a un año.

Muchos programas de rehabilitación también incorporan elementos de los siguientes enfoques de tratamiento.

Terapia

La psicoterapia y el asesoramiento sobre adicciones pueden ayudar a la recuperación, especialmente si alguien comenzó a consumir sustancias para lidiar con emociones angustiosas.

Un terapeuta puede ayudarles a explorar algunas de las razones que subyacen a su consumo de sustancias y a idear nuevas estrategias de afrontamiento para hacer frente a los desafíos.

Medicamentos

En algunos casos, la medicación puede ayudar a las personas que trabajan en la adicción a tener un mayor éxito en la recuperación.

Puede ser particularmente útil para prevenir las recaídas en personas con trastornos por consumo de sustancias relacionadas con el alcohol, la nicotina o los opiáceos. Estos medicamentos funcionan de diferentes maneras, pero generalmente ayudan a reducir el deseo de consumir la sustancia y a disminuir los síntomas de abstinencia.

Los proveedores de tratamiento suelen recomendar el uso de medicamentos en combinación con otros enfoques de tratamiento, como la terapia, para abordar los factores subyacentes.

Grupos de apoyo

Los programas de doce pasos como Alcohólicos Anónimos y Narcóticos Anónimos ayudan a muchas personas a recuperarse. Estos programas se basan en métodos de tratamiento de autoayuda e implican el apoyo de grupos anónimos de otras personas que trabajan para la recuperación.

El confort y la orientación de otras personas que trabajan en la recuperación pueden marcar una gran diferencia. Sin embargo, estos programas no suelen proporcionar suficiente apoyo por sí solos. Además, el modelo de 12 pasos no funciona para todos.

Otros programas, como SMART Recovery, pueden ser una mejor opción para las personas que buscan un enfoque más científico para el apoyo de grupo.

Tratamientos para las adicciones

Tratamientos para las adicciones del comportamiento

Al igual que con la adicción química, muchos factores diferentes pueden contribuir a las adicciones del comportamiento. Los enfoques de tratamiento pueden variar, pero la terapia suele ser la primera recomendación.

Terapia

Un tipo de terapia conocida como terapia cognitivo-conductual (TCC) si bien suele ser más útil para las adicciones conductuales.

La TCC se centra en prestar atención a los pensamientos y emociones que causan la angustia y en aprender a reformularlos en el momento. Esto, combinado con habilidades de afrontamiento más productivas, puede reducir la necesidad de comportamientos adictivos.

Otros tipos de terapia también pueden ayudar a abordar los problemas subyacentes que pueden desempeñar un papel en la adicción al comportamiento, como las preocupaciones sobre las relaciones.

Otros tratamientos

Los grupos de autoayuda y otros tipos de apoyo entre pares pueden ayudar con la adicción al comportamiento, especialmente cuando se usan en combinación con la terapia.

Algunas investigaciones de Trusted Source también sugieren que los antidepresivos ISRS pueden tener algún beneficio para abordar las conductas adictivas.

El resultado final

Los expertos aún pueden tener más que aprender sobre cómo y por qué se produce la adicción, pero una cosa está clara: la adicción es tratable.


Comparte con otros:

¿Estás de acuerdo en que usemos cookies en el blog? +info

Esta web está configurada como permitir cookies.

Cerrar