La Adicción a Internet / Signos, tratamiento y síntomas

Inicio / Adicciones / La Adicción a Internet / Signos, tratamiento y síntomas

Adicción a Internet

El mundo está empezando a ver problemas con una dependencia excesiva de Internet. Los mensajes de texto, el correo electrónico, los medios sociales y los motores de búsqueda son cada vez más importantes en la vida diaria de todos los ciudadanos estadounidenses.

Y aunque la mayoría de las personas pueden desconectarse fácilmente de Internet y pasar tiempo de calidad con amigos y familiares en persona, algunas personas experimentan una tremenda ansiedad cuando se ven obligadas a estar sin sus teléfonos, computadoras o tabletas.

¿Son los teléfonos inteligentes adictivos?

¿Qué es realmente la adicción a Internet?

La adicción a Internet no es un trastorno reconocido oficialmente, sin embargo, la afección comparte muchas características con otras adicciones más tradicionales.

Según investigadores del Colegio de Medicina de la Universidad de Iowa, “la adicción a Internet se caracteriza por preocupaciones excesivas o mal controladas, impulsos o comportamientos relacionados con el uso de computadoras y el acceso a Internet que conducen a la discapacidad o la angustia”.

La adicción a Internet ha sido descrita como un trastorno de control de impulsos por los expertos en salud mental2 y funciona como un escape de los adictos a Internet de la vida real, a menudo utilizan Internet como un mundo de fantasía para conectarse con la gente en línea como un sustituto de la conexión con la gente cara a cara.

Muchos de los que tienen una adicción a Internet son incapaces de lograr estas conexiones de relación normalmente.

Signos y síntomas de esta adicción

Los signos y síntomas de la adicción a Internet varían de una persona a otra, por lo que los investigadores no pueden dar un número exacto de horas por día o un número total de mensajes enviados o juegos jugados que indiquen que una persona es adicta a Internet.

Sin embargo, hay ciertas señales de advertencia que pueden indicar que su uso de Internet se ha vuelto problemático, tales como:3

  • Sacrificar el trabajo o las tareas para pasar más tiempo en línea.
  • Perder el rastro de tu tiempo en línea.
  • Permanecer en Internet más tiempo del que te habías propuesto.
  • Sentirse enojado o irritable si su tiempo en Internet se interrumpe.
  • Sentirse a la defensiva sobre su uso de Internet.
  • Esconder su uso de Internet o mentir a su familia, amigos o supervisor sobre cuánto tiempo pasa en Internet y qué hace mientras está en línea.
  • Sentir una sensación de euforia por el uso de Internet.
  • Usar el Internet como una salida para sentimientos de depresión, estrés o excitación sexual.
  • Intentar limitar el uso de Internet varias veces y fallar.
  • Aislarse de la familia y los amigos a favor de Internet.
  • Sentir que tus amigos en línea son los únicos que realmente te entienden.

Adictos a internet


La adicción a Internet también puede causar una serie de síntomas físicos, incluyendo insomnio, dolores de cabeza por tensión, ojos secos y síndrome del túnel carpiano.

Los síntomas físicos secundarios, como problemas de visión, aumento de peso, dolores de cuello, dolores de espalda y problemas circulatorios, pueden deberse a la falta de ejercicio o a lesiones por estrés repetitivo.

Según encuestas recientes, entre el 0,3% y el 8,2% de la población sufre de adicción a Internet.

La afección afecta sobre todo a los varones de entre 20 y 39 años que viven en países desarrollados con un acceso a Internet coherente y fiable.

A menudo hay una diferencia de unos 10 años entre el momento en que una persona empieza a utilizar Internet y el momento en que su uso de Internet se vuelve excesivo y problemático.2

Hay tres subtipos de adicción a Internet:

  • Juego excesivo.
  • Preocupaciones sexuales.
  • Correo electrónico o mensajes de texto.

Cada uno de estos subtipos se centra en una preocupación específica. Por ejemplo, alguien que sufre del subtipo de adicción excesiva a los juegos de azar de Internet pasará la mayor parte de su tiempo jugando en línea.

Estos pueden ser juegos de rol (por ejemplo, MMORPG), juegos de azar o juegos de cartas virtuales. Es posible que alguien sufra de una adicción al juego y una adicción a Internet (subtipo de juego excesivo) simultáneamente. En tales casos, el trastorno del juego puede contribuir a la adicción a Internet.

Las personas que tienen el subtipo de preocupación sexual de la adicción a Internet se dedican a asuntos en línea, sexting, cibersexo, o usan pornografía en línea excesiva.

A menudo, aquellos que sufren de este subtipo de adicción a Internet experimentan problemas para mantener relaciones en el mundo real y pueden beneficiarse de la terapia de pareja.

El subtipo de correo electrónico o mensajes de texto de la adicción a Internet suele caracterizarse por una aparente obsesión por hablar con la gente y comprobar constantemente su teléfono. Las personas con este subtipo de adicción a Internet pueden sentir ansiedad extrema o depresión si no pueden revisar sus mensajes o si no reciben mensajes nuevos durante cierto tiempo.

Recursos para asesoría y terapia

Actualmente no hay medicamentos aprobados para el tratamiento específico de la adicción a Internet, por lo que muchas personas recurren a la consejería individual en busca de ayuda para la superación de la adicción a Internet. El objetivo de la consejería para la adicción a Internet es a:

  • Ayude a la persona a identificar los problemas que la adicción a Internet ha causado.
  • Remediar tantos de estos problemas como sea posible.
  • Encuentre nuevas y saludables maneras de lidiar con el estrés y la vida diaria.

Una adicción a Internet puede tener consecuencias importantes en la vida. Al igual que los problemas que experimentan las personas adictas a las drogas o al alcohol, las que son adictas a Internet pueden sufrir graves problemas financieros, académicos, ocupacionales y familiares.

Las relaciones de la vida real a menudo se ven afectadas negativamente debido al uso excesivo de Internet, ya que las personas con una adicción tienden a aislarse y a menudo se sienten incómodas, incómodas, ansiosas o angustiadas en situaciones sociales en persona.

También pueden entrar en repetidos argumentos con respecto a su uso en línea, lo que puede derribar cualquier relación estable que hayan podido establecer.

Las personas que sufren de adicción a Internet también son más propensas a sufrir de otros problemas de salud mental, como depresión, ansiedad, trastornos del estado de ánimo, trastornos del control de los impulsos y trastornos por abuso de sustancias, los cuales pueden necesitar ser tratados simultáneamente durante la consejería.

El trastorno concurrente más común que se presenta con la adicción a Internet es la ansiedad. Debido a la frecuencia con la que las personas que sufren de adicción a Internet también luchan con una afección psiquiátrica comórbida, algunas personas plantean la hipótesis de que el uso excesivo de Internet puede ser más una manifestación de estas afecciones que una patología distinta en sí misma.

La terapia cognitiva conductual ayuda a guiar al cliente a través de un proceso de identificación y reconocimiento de los pensamientos específicos que lo llevan a recurrir a Internet en busca de consuelo o satisfacción.la terapia puede ayudar a alguien que es adicto a Internet a controlar su uso.

Uno de los principales métodos utilizados para tratar la adicción a Internet es hacer que la persona reduzca gradualmente la cantidad de tiempo que pasa en Internet.

Debido a que la adicción a Internet se caracteriza por una incapacidad para controlar el uso de Internet, esta opción de tratamiento ayuda a enseñar a la gente a autocontrolarse y a controlar sus impulsos. Al emplear esta opción de tratamiento, los síntomas de abstinencia pueden reducirse al mínimo para que la persona pueda dejar de usar Internet de forma segura y lenta. Sin embargo, esto requiere una gran cantidad de responsabilidad personal y confianza entre el cliente y el consejero.

Otra opción de tratamiento terapéutico popular para la adicción a Internet es la terapia cognitivo-conductual, que ofrece métodos paso a paso para detener el uso compulsivo de Internet e intenta ayudar a la persona a alterar sus percepciones sobre el uso de Internet.

La terapia cognitivo-conductual ayuda a guiar al cliente a través de un proceso de identificación y reconocimiento de los pensamientos específicos que le llevan a recurrir a Internet en busca de comodidad o satisfacción.

Al reconocer estos poderosos y controladores pensamientos, la persona puede entonces comenzar a usar diferentes métodos para lidiar con estos pensamientos y emociones en lugar de recurrir a Internet. La terapia también puede enseñar a un paciente métodos más saludables para lidiar con emociones desagradables, como la depresión y la ansiedad, que a menudo salen a la superficie cuando deja una adicción.

Si su adicción a Internet está afectando a sus seres queridos (que puede ser el caso si su uso de Internet implica un exceso de cibersexo o asuntos en línea), la terapia familiar o de pareja puede ayudarle a resolver cualquier problema que pueda estar afectando su relación. La terapia matrimonial puede ayudarle a restablecer una relación amorosa con su cónyuge si usted ha estado confiando en Internet para satisfacer sus necesidades sociales e íntimas.2

Hay tratamientos adecuados para este problema

El tratamiento hospitalario para la adicción a Internet es a menudo el tratamiento de elección para aquellos que quieren tiempo para recuperarse de su adicción a Internet sin la interferencia de distracciones externas.

Además, un centro de rehabilitación por Internet tiene la capacidad de limitar el acceso del paciente a Internet, reduciendo así la tentación de conectarse.

Por lo general, los centros para pacientes hospitalizados requieren que el paciente se registre en la institución por un período de tiempo determinado, desde 30 días hasta 18 meses.

Durante este tiempo, a medida que alguien se ve obligado a reducir su tiempo en línea, puede experimentar síntomas de abstinencia, incluyendo:4

  • Depresión.
  • Cambios de humor.
  • Ansiedad.
  • Miedo.
  • La soledad.
  • Irritabilidad.
  • Fatiga.
  • Ira.

Algunas investigaciones han demostrado que después de salir de un atracón de Internet (pasar varias horas en línea sin descansar o descansar), las personas pueden experimentar síntomas de abstinencia similares a los que se presentan durante la abstinencia del abuso de sustancias, incluyendo náuseas, temblores, sudoración y temblores.

Sin embargo, se necesita más investigación para entender los procesos neurológicos y fisiológicos específicos asociados con estas respuestas.

A lo largo del programa, el paciente trabajará con un equipo de especialistas en salud mental que planearán tratamientos, terapia de grupo y posiblemente incluso salidas diseñadas para ayudar al paciente a recuperarse de la adicción a Internet.

Algunos programas para pacientes hospitalizados permiten que los miembros de la familia visiten y participen en sesiones de tratamiento, como en un ejercicio de terapia familiar. Sin embargo, otros programas no permiten visitas y se centran en ayudar al individuo a fortalecerse como persona independiente antes de reintroducir al paciente en situaciones sociales y estímulos externos.

No todo el mundo tiene un estilo de vida que le permita aprovechar el tratamiento como paciente hospitalizado; a veces, los compromisos externos simplemente no le permiten perder el tiempo en la vida cotidiana. En estos casos, el tratamiento ambulatorio puede ser más propicio para su estilo de vida y sus necesidades.

tratamiento uso excesivo de internet

Si decide seguir un tratamiento ambulatorio para su adicción a Internet, normalmente se espera que vaya a un centro de tratamiento de adicciones a Internet de 2 a 5 días a la semana para asistir a grupos de terapia y reunirse con un consejero de adicciones para una terapia individual.

El tratamiento médico generalmente cuesta mucho menos que el tratamiento psicológico y le proporciona la flexibilidad que su vida exige para que usted pueda mantener sus relaciones, trabajo y obligaciones escolares.

El mayor inconveniente de un programa de tratamiento ambulatorio de la adicción a Internet es que usted todavía vive en el ambiente que puede haber causado el desarrollo de una adicción a Internet en primer lugar, lo que podría aumentar sus probabilidades de recaer.

Por lo tanto, es crucial que cuente con un sistema de apoyo sólido y opciones para hacer frente a los impulsos de volver al uso excesivo de Internet.

Muchos terapeutas y centros de rehabilitación han comenzado a tratar a los adictos a Internet usando los mismos métodos que se usan para tratar las adicciones al alcohol y a las drogas, incluyendo llevar a los pacientes a través de un programa de 12 pasos. Los programas ambulatorios que utilizan el método de tratamiento de 12 pasos piden a los participantes que compartan sus experiencias, luchas y emociones con un grupo de personas que también están pasando por los mismos problemas con la adicción al Internet.

Los participantes avanzan a través de una serie de pasos, uno a la vez, que les ayuda a reconstruir sus vidas sin el uso excesivo de Internet.

Los programas de doce pasos a menudo abordan todas las áreas del funcionamiento de la vida, incluyendo el trabajo, la escuela, la salud física y las relaciones interpersonales.

Uso compulsivo de Internet

El cuidado posterior es una parte importante de cualquier plan de tratamiento e implica elegir actividades o recursos específicos a los que recurrir cuando sienta la necesidad de recaer en su adicción a Internet.

La mayoría de las personas que luchan contra la adicción a Internet eligen múltiples opciones de cuidado posterior, incluyendo:

  • Consejería individual continua.
  • Terapia familiar y terapia de pareja.
  • Asistir a grupos de 12 pasos.
  • Asistir a grupos de apoyo que no son de 12 pasos.
  • Usar herramientas de autoayuda como libros y grabaciones de audio.
  • Unirse a un equipo deportivo o a un grupo recreativo.
  • Adoptar una rutina de ejercicios.
  • Haciendo yoga.
  • Senderismo.
  • Comenzar un nuevo pasatiempo como construir modelos, pescar, montar a caballo o hacer manualidades.

Aunque la sociedad moderna de hoy en día hace difícil imaginar una vida con poco o ningún acceso a Internet, hay muchas maneras de cambiar tu estilo de vida y rutina para acomodar una vida sin una dependencia excesiva de Internet. Es posible recuperarse de la adicción a Internet y llevar una vida sana y feliz.

Relacionados

Comparte en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Estás de acuerdo en que usemos cookies en el blog? +info

Esta web está configurada como permitir cookies.

Cerrar