Adicción a los juegos de azar y apuestas

Inicio / Adicciones / Adicción a los juegos de azar y apuestas

Adicción a los juegos de azar

Una de las adicciones más comunes es la que radica en el área de los juegos de azar (ludopatía), y consiste en repetidos e interminables juegos de apuestas que van alterando y dominando la existencia de la persona, y que genera un deterioro de sus valores sociales, compromisos laborales, materiales y hasta de índole familiar debido a su Adicción a los juegos de azar y apuestas incontrolable.

Este tipo de adicciones puede llegar a hacer de tu vida un verdadero infierno.

Factores que generan adicción al juego

Estos individuos se tornan maniáticos debido a su adicción, con nerviosismo, excitación y una constante irritación sin ningún tipo de fundamento, a lo que hay que añadir que, estos adictos, presentan características de alteraciones súbitas en su personalidad mientras ejecutan sus jugadas, volviéndose antisociales con poca consideración de los sentimientos ajenos, y una falta de interés descarada por sus demás obligaciones, que repercuten en el declive total de su existencia.

Estos juegos son altamente perjudiciales debido a que, sin duda, llegan a destruir vidas con la falsa idea de que, arriesgar algo de valor, puede proveerte de obtener una mayor recompensa.

La Adicción a los juegos de azar y apuestas normalmente se une a otros factores, como las alteraciones en la autoestima que, en pocas palabras, dicta la alteración narcisista, provoca sentimientos de inferioridad que se arrastran desde la niñez, y que se compensan con fantasías y distorsiones de la realidad.

El ludópata suele provenir de relaciones alteradas y hogares con relaciones paternas o maternas perturbadas, a veces con algunos casos de abusos en esta etapa temprana, que provocan este tipo de comportamientos en la vida adulta.

Enardecimiento personal, que lleva al que sufre de una adicción al juego, a un estado de acumulación de energía irritante o de suma emotividad mientras juega, tratando sin éxito de explicar la lógica de sus descontroladas jugadas, que posteriormente lleva al adicto a una encrucijada de ruina social, física y personal.

Adicto a las apuestas

Signos de la Ludopatía

Actitud defensiva

Alguno de los signos de este tipo de adicciones, que pueden apreciarse entre los jugadores, es que poseen una actitud defensiva (en cuanto alguien muestra alguna preocupación por sus hábitos lúdicos), con solicitudes constantes de préstamos, venta de bienes, y hasta el hurto de cualquier cosa de valor para continuar con sus hábitos adictivos, con decepciones y pesadumbre en el comportamiento, cuando no se encuentra apostando.

Mentiras y deformación de la realidad

La mayoría de su tiempo se encuentra inmerso en las apuestas y juegos de fortuna, esto les lleva a una deformación de la verdad (en cuanto a la cantidad de tiempo invertido en este vicio), así como en las cantidades de dinero apostadas y, peor aún, la desfiguración de los hechos en cuanto al dinero perdido, los riesgos que adquiere en las apuestas grandes que no puede permitirse perder, e incesantes faltas en trabajo (o en reuniones familiares para dirigirse a los eventos o locales de azar), mintiendo sobre los motivos de su ausencia y dónde se encontraba.

Las consecuencias originadas por este tipo de adicciones son de enorme gravedad, e incluyen múltiples problemas en las relaciones amorosas, familiares y con sus amistades, así como el distanciamiento de posibles hijos o demás seres queridos, con la derivación inminente de divorcios o separaciones.

Delitos y Problemas legales y laborales

La acumulación de cargos de naturaleza delictiva, como robos o hurtos, a veces manejo de sustancias u objetos ilegales (con el fin de financiar sus apuestas), o cualquier actividad ilícita con el fin de obtener dinero rápidamente.

La acumulación de excesivas deudas, por culpa de las pérdidas que origina esta enfermedad, o las que se contraen para mantener su fidelidad al juego, y que todo aquel individuo que posea trabajo se verá en la inevitable perdida de su empleo, como consecuencia de robos, falta de asistencia e incumplimiento de sus competencias.

Referencias y Fuentes

Comparte en las redes sociales

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Estás de acuerdo en que usemos cookies en el blog? +info

Esta web está configurada como permitir cookies.

Cerrar